Salvemos Eurovisión Junior: El cambio de rumbo en la edición infantil y su baja audiencia

EDITORIAL – ¿Qué dirección debe tomar un concurso que evolutivamente se parece cada vez más a su versión homónima adulta en el que los valores de los niños distan cada vez más de la percepción inicial? 

La edición número quince del Festival de la Canción de Eurovisión Junior tuvo lugar el pasado fin de semana coronando a Rusia como ganadora del certamen de este año. A pesar de que la cadena georgiana ofreció un gran espectáculo infantil, volvió a demostrarse que el formato del concurso necesita varias mejoras para que vuelva a ser un programa educativo y atractivo para los más pequeños de la casa.

Un concurso de origen nórdico con target de audiencia equivocado

El Festival de la Canción de Eurovisión Junior ha sufrido una considerable evolución desde sus inicios que ha llevado a muchos antiguos participantes a abandonar el concurso. Que la popularidad y la audiencia del certamen han ido decreciendo desde las primeras ediciones es una realidad y, aunque sufrió una aparente recuperación en 2014 y 2015, la debacle continúa.

Eurovisión Junior nació en el año 2003 como la versión infantil del popular formato musical de la Unión Europea de Radiodifusión. Un dato curioso y que muchos no saben es que su origen se encuentra en el concurso de canciones MGP Nordic, el cual aunaba por aquella época participantes de Dinamarca, Noruega y Suecia.

Evolución de la audiencia de Eurovisión Junior desde sus inicios (Cáculo estimado) © ESC+Plus

La inadecuada evolución del formato a lo largo de todos estos años ha llevado al abandono de países que aportaban grandes audiencias, como es el caso de los países nórdicos o España. Así mismo, algunos de los países participantes han comenzado a emitir el festival en canales secundarios, lo que tiene un claro efecto negativo en la audiencia. No menos sorprendente es apreciar que el concurso infantil ha pasado de ser visto por niños a ser seguido de cerca por personas de dieciséis años en adelante, las cuales encuentran en ello un modo de llenar el tiempo en ausencia del festival de adultos.

Por estas y muchas otras razones, el Grupo de Referencia del certamen y la Unión Europea de Radiodifusión deberían de revisar el formato del concurso en su totalidad para que vuelva a ser un programa educativo popular entre los más pequeños de la casa.

En próximas entregas expondremos una serie de aspectos que necesitan mejorar con el ánimo de hacer una crítica constructiva del concurso de canciones infantil de la UER.



Source : Foto - Shutterstock.com

About ESC+Plus Editorial

ESC+Plus Editorial

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

X

Send this to friend